Project Description

A la hora de crear contraseñas seguras, muchas veces cometemos errores que pueden facilitar la tarea de los ciberataques. Por muy originales que parezcan, imposibles e inquebrantables, en realidad no lo son.

Es muy probable que hayas escuchado historias sobre grandes servicios que han sido víctimas de algún fallo de seguridad. Y no solo son las grandes empresas la diana de los ciberdelincuentes, también lo son las medianas y las pequeñas empresas, justamente porque sus sistemas de seguridad suelen ser más fácil de atacar.

Con este tipo de problemas nos vemos obligados con frecuencia a cambiar nuestras contraseñas de inmediato para que nadie robe nuestros datos, pero hay contraseñas tan malas, que no necesitan de fallos de seguridad, ellas solas te ponen en riesgo. Sin embargo, muchos siguen recurriendo al mítico «12345» o poniendo directamente «password«, dos de las contraseñas más utilizadas en el mundo.

Hoy te damos algunos consejos para crear contraseñas seguras. ¿Preparad@?

1. Recomendamos que estén formadas por al menos 8 caracteres.

2. Deben contener caracteres de al menos dos de las siguientes tres clases de caracteres:

    • Alfabéticos (o sea, a-z, A-Z); no se recomienda utilizar la “ñ” o vocales con tilde.
    • Numéricos (o sea, 0-9).
    • Caracteres especiales y de puntuación (!@#$%^&*()_+|~- =\`{}[]:»;'<>?,./

3. No utilizar contraseñas que se puedan adivinar fácilmente, como pueden ser: o

  • Una cadena de caracteres derivada del nombre de la cuenta del usuario.
  • Una cadena de caracteres formada por la repetición de caracteres.
  • Una palabra contenida en un diccionario (de lengua española o extranjera). ¡Eso es un caramelito para los ciberdelincuentes!
  • Una palabra de diccionario seguida o precedida de un carácter (por ejemplo: “palabra1” o “Xpalabra” o “palabra!”.
  • Un nombre de pila: Nombres de familiares, amigos, mascotas, ciudades, de tu actriz favorita, etc.
  • Fechas de cumpleaños u otra información personal como por ejemplo tu dirección o número de teléfono.
  • Conjuntos de letras o números que sigan un patrón sencillo, como por ejemplo aaabbb, qwerty, abcdef, 123321, etc. ¡Esto nunca!

4. Recomendamos cambiarse al menos una vez cada año. 

5. Nunca solicites ni se reveles contraseñas por correo electrónico.

6. Se debe evitar utilizar la misma contraseña siempre en todos los sistemas o servicios. Por ejemplo, si se utilizan varias cuentas de correo, se debe recurrir a contraseñas distintas para cada una de las cuentas.

7. Nunca escribas ni reflejes la contraseña en un papel o documento donde quede constancia de la misma. Tampoco se deben guardar en documentos de texto dentro del propio ordenador o dispositivo (ejemplo: no guardar las contraseñas de las tarjetas de débito/crédito en el móvil o las contraseñas de los correos en documentos de texto dentro del ordenador),

Sabemos que puede sonar complicado. Pensar contraseñas nuevas para cada cuenta, recordarlas todas, renovarlas anualmente… por ello, queremos compartir con vosotros algunos recursos gratuitos que seguro os serán de utilidad 🙂

  • Last pass

Si tienes problemas para recordar todas tus contraseñas, siempre puedes recurrir un gestor de contraseñas. Last Pass es un ejemplo, que además de la gestión, también genera contraseñas seguras de forma alteatoria:

https://www.lastpass.com/es

  • KeePass

Si estás buscando un buen gestor totalmente gratuito, KeePass también es una buena opción. Encuentra toda la info en el siguiente enlace:

https://keepass.info/

Si tenéis cualquier duda sobre contraseñas o sobre la ciberseguridad de tus equipos, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!